domingo, 7 de julio de 2013

Pantalones para el Tercio

Han pasado dos semanas desde mi post anterior y os puedo confirmar que no he hecho nada de lo que tenía previsto, jajaja. Eso sí, no he hecho nada porque últimamente estoy enmarronada en varias cositas, todas ellas relacionadas con costura. Tenía varios encargos pendientes de terminar que tuvieron que ser aplazados por exámenes, pero además quería hacer algún regalo y había prometido alguna cosa, así que la verdad es que no he tenido tiempo para nada más. En cualquier caso, he de decir que estoy contenta. Desde que estoy estudiando no he tenido tiempo de realizar nada más que lo que me mandan en clase y lo que me encargan y, aunque todos los encargos son interesantes por un motivo o por otro, si lo que me encargan es relativamente sencillo de confeccionar, no puedo demostrar que haya progresos, jajajaja.

Abreviando, últimamente he tenido algún encargo que ha requerido un poco más de técnica y de conocimientos y estoy bastante contenta con el resultado, además de que me gusta mucho todo lo que me han pedido últimamente y aunque ahora mismo ocupa todo mi tiempo, no me puedo quejar, faltaría.

Me gustaría enseñaros en primer lugar unos pantalones que hice para regalarle a Rober para su cumpleaños, para que pueda utilizarlos en el Drachenfest de este año. Como ya he comentado en entradas anteriores, ya llevamos unos años yendo a este pedazo de evento que se celebra en Alemania, donde la temática es libre y puede abarcar cualquier contexto tanto histórico como fantástico. Nosotros participamos dentro de un grupo bastante grandote de españoles que se pertrechan como Tercios de Flandes. Me hubiera gustado hacer mucha más ropa para este año, como el año pasado, que fue un no parar, pero a falta de tiempo para más, valoré qué podía hacer más falta. Rober me comentó, además, que le vendrían bien otros pantalones. Me interesaba además hacer algo un poco más vistoso para añadir en la página de Atemporalia, porque las cosas que tenía ofertadas del Tercio me resultaban demasiado sencillotas. Útiles, pero sencillotas.

Aquí tenéis al ayudante de sastrería Kyubi. No me preguntéis por qué pero le encanta venir cuando estoy cortando tela. Se queda quietecito ahí al lado y de vez en cuando echa la patita para cazar la regla o las tijeras. Estoy por entrenarlo para que me lleve él todo el tema del corte, que es lo que más pereza me da siempre, jajajaa. En fin, ahí tenéis los pantalones ya en fase 1.


Para realizar los pantalones tomé como base unos que me gustaron mucho y que podéis ver en el blog que se hizo para el primer año del Tercio: http://unapicaparagunter.blogspot.com.es/, concretamente me basé en esta imagen: http://3.bp.blogspot.com/_Lw_0aAlqr7c/TTrNEJzGfAI/AAAAAAAAAmw/58dpe-98pAg/s1600/PHTO0036peq.jpg (si alguien sabe de dónde procede, que me lo comente para que lo etiquetemos debidamente). Se trata de unos pantalones abombachados de tiro muy bajo y botonadura, muy del gusto del XVII. Los que yo realicé tienen el tiro un poquito más bajo, quizá son un poco más anchos de pierna. Opté por poner más botones porque cuatro me parecían a mí muy pocos para una bragueta tan larga, jajaja. De hecho, realmente la bragueta no es tan larga como parece en mis pantalones y sólo llega hasta el cuarto botón. Si no, sería un peñazo vestirse con prisa, jajajaja.


























Y bueno, éste es el resultado final, tanto en piernas de su actual propietario como en una vista frontal. Espero que os guste.

Tengo unas cuantas entradas más que subir, así que poco a poco nos vamos viendo.

2 comentarios:

  1. Que guay!yo quierounos asi del rollo pero para mi vida normal. Si yo soy asi me aburreeeee muchismo la ropa actual. Que por una parte solo encuentras tallas canijas mal patronadas (bueno en realjdad son fusilajes de otras prendas y posteriormente escaladas...y asi son), y por otro ropa muy aburrida.

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo. Yo tengo la esperanza de tener algún día tiempo para hacerme ropa y no volver a comprar nunca jamás, pero a la hora de la verdad sólo he dejado de comprar ropa, no me la hago porque nunca tengo tiempo, jajaja. Y eso que tengo unas cuantas telas reservadas para hacerme tal vestido, tal falda o tal camisa, pero ahí están. Qué asco, jajaja.

    ResponderEliminar